Posts from the ‘Manga & Anime’ Category

Recomendación: El Increíble Castillo Vagabundo

Y continuamos con los libros que el Estudio Ghibli arruinó adaptó de maneras chuscas. Pero insistiré al menos en que las mejores películas de ese estudio son las

Una portada

Una portada viejita

que escriben ellos mismos.

Pobre Howl’s Moving Castle. Pocos libros he conocido con nombres tan traducidos y re-traducidos de tantas maneras. En España le pusieron “El castillo ambulante,” que para mi gusto se lleva el premio a los malos títulos. Disculpen, pero no me gusta el verbo “ambulante,” me hace pensar en caminar porInsurgentes y no poder pasar entre tantos puestos.

En México, donde no lo conoceríamos sin la película, se le puede encontrar ya con el título de la película (“El Increíble Castillo Vagabundo”) o “El castillo errante de Howl”. Esa es una traducción muy acertada, creo, pero también debo reconocer que adoro la palabra “errante”, porque me remite a los caballeros errantes que siempre son buenos.

Primero, la anécdota.

Leí este libro hace unos cinco años. Yo estaba viviendo en Japón en ese entonces, y cada día mientras caminaba por el metro veía unos carteles escritos conuna fuente tan extraña que, a pesar de estar estudiando japonés, yo no podía descifrar. Junto a ellos había el dibujo de una viejita con un perro y, en fuente normal, una frase que decía “Vivieron los dos.”

Poster japonés

El poster en cuestión. ¿Cómo leer eso?

Vaya. Bien por ellos, fue lo único que pensé. Estaba en eso cuando mamá-japonesa me dijo que era la última película de Ghibli, y que se le hacía curioso que aún estuviera en cartelera porque se había estrenado hacía más de dos meses. Por mi parte, me pareció que no podía dejar Japón sin verla. En ese entonces me consideraba una otakui (el significado es tarea) y como tal no podía dejar pasar la oportunidad de ver una película de Estudio Ghibli en el cine.

Yo vivía en Hatogaya-shi, al norte de Tokyo. El único cine que aún la daba quedaba en Chiba-shi, al sur de Tokyo. Así que me un miércoles me subí al tren y cruzé todo Tokyo para ir a ver Hauru no Ugoku-Shiro. Los miercoles, por cierto, también es día barato en los cines de Japón. Aún así son carísimos.

La sala estaba llena de viejitos que me miraban feo por comer bombones. No recuerdo si había cortos, pero asumo que sí.

No entendí nada, sobra decirlo.

Pero cómo me gustó.

Unos días después andaba con una amiga colombiana cazando libros para repasar kanji y entramos en una librería que presumía tener material en inglés. Nadie hablaba el idioma (como en todo Japón) pero tenían una copia de Howl’s Moving Castle, misma de la que me aferré para leer. ¿Qué les puedo decir? Es un libro maravilloso, sencillo, se lee como el agua en una misma tarde.

La escritora, Diane Wynne Jones, es maravillosa. Exude libertad. Cada vez que la leo, deseo poder escribir como ella. Tomando en cuenta de que fue alumna de Tolkien, también me gustaría ser ella, pero eso es para otro día.

¿De qué se trata?

En la tierra de Ingaria, donde los cuentos de hadas son más bien reales, hay una chica llamada Sophie. Es la mayor de tres hermanastras, y eso la convence de que su vida va a ser, sin duda alguna, un fracaso: así pasa en los cuentos de hadas. También se considera fea, porque las hermanastras siempre son feas. Así que se dedica a hacer sombreros, profesión suficientemente aburrida para una hermanastra mayor.

Desafortunadamente, los sombreros que hace Sophie tienden a cambiar la vida de los que los usan, y eso no le agrada a la Bruja del Páramo, que no quiere otra hechicera en su territorio (aún si es accidental como Sophie). Así que para eliminar la competencia, visita un día a Sophie y la transforma en una vieja cascarrabiasde unos setenta u ochenta años. Sophie tiene que huir de su casa y busca hospedaje con el mago Howl, de quien se dice que devora corazones de mujeres jóvenes.

"Song", de John Donne.

Mi maestra de Historia Literaria V me pegaría, pero ¿cómo no se va a confundir esto con un hechizo?

¿A qué lleva esto?

A citar a John Donne, primero que nada. Y a Hamlet.

Bueno, primero que nada la lleva a darse cuenta de que eso de “devorar corazones” es en realidad una metáfora: Howl es un guapo chico de veintidos, incapaz de sentar cabeza, que anda por la vida dándole serenatas a cada muchacha que se le cruza en el camino. Sophie, convencida no sólo de que tiene setenta años sino de que es fea, se siente segura de que Howl no se va a interesar en ella.

Mientras tanto, descubre que la magia de Howl nace de un demonio llamado Calcifer que, por el momento, Howl tiene amarrado a la estufa y lo usa para cocinar. Como ser mágico, Calcifer se da cuenta de que Sophie trae encima una maldición y promete liberarla de ella si primero ella lo ayuda a él a escapar del hechizo que lo mantiene atado a Howl.

En el camino hay malentendidos de todo tipo, hermanas que cambian de lugar, hechizos y, principalmente, berrinches por tinte de cabello. Este es un libro divertido antes que cualquier otra cosa: no busca ser profundo ni hablar de temas espinosos, pero logra crear una empatía perfecta con los personajes.

Y tiene lo que para mí es la dosis perfecta de romance: un poco más de un poco. Sophie está convencida de que es vieja y por lo tanto ya no está en edad de esas cosas, y Howl es, literalmente, un hombre sin corazón.

El problema…

…es precisamente lo ligero que es. Sé que no todos disfrutan de eso. No, en este libro no hay mucha angustia por un amor no correspondido, no hay intensos debates acerca del ser y el deber, ni batallas épicas de magia y espada. No hay nadie destinado a matar a nadie, ni hay sacrificios en el nombre de nada.

En términos de fiestas, es un libro que prefiere salir con un par de amigos a platicar, y morirse de la risa mientras cuentan acécdotas de otros tiempos. Es un libro que antes de tener un personaje martir y sufrido prefiere a uno personaje principal tan borracho que cita a Hamlet sin querer, no encuentra las escaleras, y que chilla como niña de secundaria cuando sin querer se pinta el pelo de rosa.

De la película, claramente

Bueno, ¿qué mujer no amaría a un hombre al que le salen plumas y moco?

Pero citan a Donne, muy seguido. A veces lo confunden con hechizos. ¿Quién no lo haría, pa’lo complicado que es ese hombre?

Otro problema nace precisamente de la adaptación que hizo Miyazaki. El problema es que, para ser adaptación, no tiene nada que ver con el libro original. Comparte el nombre y posiblemente la edad de Howl y Sophie, todo lo demás cambia. Michael, el ayudante adolescente de Howl en el libro, se transforma en Markl, un niñito. La bruja del Páramo deja de ser una joven seductora para ser una viejilla rara que da lecciones de la vida y fuma habanos. Y la profesora de Howl, sin que yo entienda por qué demonios, se convierte en la mala de la película.

No, no entiendo a Miyazaki. ¿Para qué adaptar a un libro que vas a cambiar completamente? Ahí donde el libro de Jones es ligero y divertido, la película de Miyazaki es solemne y trata de enseñar a todos que la guerra es mala. Nunca queda claro qué guerra se pelea, contra quién o por qué, pero no le importa a nadie. En fin, no puedo decir que no me guste la película: es realmente bonita, dramática, con excelente animación y música divina. ¿Y las escenas en que se mudan de casa? Uf, qué bien hechas. Y cuando ella viaja al pasado, qué música. Esperen, tengo que mostrarlo:

星を飲んだ少年, el joven que bebió una estrella.

Pero con todo lo que me encanta al película, no se debe leer el libro con ella en mente.

Edición reciente

¿Vale la pena?

Sí, oh sí. Es corto, es delicioso y se puede leer de una patada. El final es abrupto, sí, y un poquito confuso, pero nada complicado. Se lo recomiendo a todo el que guste leer fantasía o literatura juvenil, o todos los que busquen un regalo. Si sólo han visto la película, lean el libro para tener una visión diferente. Tal vez no va a ser un libro que marque a nadie de por vida (o tal vez sí, ya que a mí me marcó bastante) pero es un buen libro, entretenido y misterioso. Todo lo escrito por Diane Wynne Jones resulta así: ligero, divertido, intercomunicado.

Por el momento estoy segura que este libro ya se puede encontrar en español, así que ¿qué esperan?

O les presto mi copia japonesa-en-inglés. Ha pasado a tantas manos ya, en mi afán de obligar a todo mundo a leerlo…

Los cuentos de Terramar de acuerdo a Ghibli

Me acabo de enterar de que finalmente saldrá a  los cines de lugares-que-no-son-Japón la película Gedo Senki, traducido como Las crónicas de Ged, película del afamado Estudio Ghibli basada en las famósas Crónicas de Terramar de Ursula K. Le Guin.

La noticia me sorprendió un poco, porque Gedo Senki salió en 2006 en Japón. ¿Por qué esperar tanto para traerla? No es como si Gibli tuviera que probar que vale la pena el riesgo, no después del éxito de El viaje de Chihiro, Princesa Mononoke, Howl’s Moving Castle y la más reciente Ponyo. Awww, Ponyo! Tan linda!

¿No es preciosa?

Eso sí: el nivel de producción no disminuye, y el arte sigue igual de bello.

Tal vez el problema es que Gedo Senki no fue particularmente bien recibida en Japón. Tampoco fue particularmente mal recibida, pero seamos sinceros: para una película del Estudio Ghibli lo normal es que todo mundo la adore, punto final. Y esto no sucedió con esta adaptación de Los cuentos de Terramar.

La culpa se la echan generalmente al joven Goro Miyazaki, hijo de Hayao Miyazaki. Que no estaba listo para dirigir por cuenta propia. Yo no creo que la capacidad de dirigir tenga que ver con la edad, pero tal vez el mayor problema es que todos esperaban que el hijo fuera igual que el padre, y no sucedió.

En este caso esos es tan bueno como malo. Los cuentos de Terramar no tiene en encanto de las películas de Miyazaki: no hay pequeños animales curiosos y que te hagan desear que haya una versión de plusie para comprarla al salir, tampoco tiene mayor enseñanza de tipo ecológica ni anti-guerra. Sin embargo, posee un ritmo más constante y no sufre del final Miyazaki, también conocido como “ay Dios, llevamos dos horas de película y esto no se acaba. Rápido, final feliz para todos!”

Los cuatro primeros libros

Las cuantro primeras novelas, reunidas en un tomo

Pero el mayor defecto es, sin duda, la mescolanza que hacen de la hermosísima tetralogía de Ursula le Guin – si no la han leído, corran y háganlo ahora. Junto con El Señor de los Anillos y la trilogía de Sus Oscuros Materiales es probablemente una de las series de fantasía que realmente valen la pena.

Pero quien quiera que haya actuado de guionista no supo ver eso. Mezcló personajes de El mago de Terramar, La costa más lejana y Tehanu. ¿Por qué, por qué? Todas las cuestiones que toca Le Guin acerca de la identidad humana, de la construcción de la misma en torno a un nombre, de la conexión del nombre con el Ser, desaparecen por completo. Y obviamente no queda ni gota del increíble feminismo de Tehanu. En vez de eso, el personaje del tercer libro, Arren toma el papel principal (en vez de Ged, que da título a la película) y se convierte en una especie de Cuchulain, con ataques de ira que a la vez recuerdan a la sombra de Ged en el primer libro…

Pero eso es lo que sucede cuando el Estudio Ghibli adapta un libro. Miren nomás lo que sucedió con Howl’s Moving Castle! De una aventura de lo más tranquila, llena de magia, galletas de miel, alusiones a John Donne y borracheras, sacaron una historia confusa como ella sola, románticosa y anti-guerra pus porque así dijo el patrón.

Cuídense, oh escritores. Estudio Gibli no sabe adaptar.

Sin embargo, la película tiene algo maravilloso: pocas animaciones capturan tan bien la sensación de melancolía y depresión como lo hace Gedo Senki. Sus personajes están dispuestos a aceptar la muerte en cualquier momento, constantemente dan la impresión de que no tienen por qué luchar más. Y se sienten solos, completamente solos. Y eso es capturado en el viento que sopla sobre enormes campos de verde, o en el silencio alrededor de una fuente.

Y finalmente, en la música. Si se niegan a ver Las crónicas de Terramar porque no está apegada al libro, háganse un favor y véanla por la música. Es bellísima, una combinación de instrumentos clásicos y gaitas, todo con un deje de melancolía y de aventura.

Esta película no es una película de Hayao Miyazaki. Es de Goro Miyazaki, para bien o para mal. Pero no es una mala película, sólo un poco más estandar de lo que el Estudio Ghibli nos tiene acostumbrados. Sale en cines, al menos en Estados Unidos, el 13 de agosto de este año 2010. Si llega a salir aquí, les recomiendo verla. Y repito: si no han leído la tetralogía de Terramar, háganlo. No es difícil de conseguir en español, y vale muchísimo la pena.

Los dejo con la canción de Therru, que aparece en la película y que a mí me puede encantar. La letra, que está ahí abajito, encarna bastante bien el sentimiento de la película:

Letras y traducción:
 Leer más…

Recomendación: Hetalia

Cuando era más chavita, veía yo muchísimo ánime. Muchísimo… el tiempo pasa, proyectos más interesantes y propios se interpusieron y dejé de ver caricaturas japonesas por muchos años. Bueno, por como dos años, pero eso es mucho cuando uno se echaba dos o tres series al mes.

Cada vez que intento ver ánime de nuevo mi mayor problema es que hay demasiados y no sé por dónde empezar, la vil cantidad de series disponibles me amedrentan y no veo nada finalmente.

PePrimer volumen de Hetaliaro hay una serie que acabo de ver hace poco y que no dudo en recomendar: Hetalia: Axis Powers, basado en el web-comic original de Himaruya Hidekazu, que no me va a convencer nunca de que ese es su nombre de verdad, pero eso es para otro post.

Hetalia, adaptado a ánime en el 2008, es una serie altamente recomendable. Es chistosa, tiene buena animación, no demasiado larga (cada episodio dura unos cinco minutos) y hasta aprende uno algo de historia universal. Si estudias/estudiaste relaciones internacionales o historia no te la puedes perder, y de hecho vas a entender muuuuchos chistes que a otros se les podrían ir.

¿De qué se trata? Historia universal, sí, particularmente de la Primera y Segunda Guerra Mundial.

Todo gira alrededor de Italia, representación antropomórfica de… Italia. El nombre de la serie, Hetalia, viene de la combinación de las palabas japonesas heta (へた,下手, algunos afirman que es “hetare”, finalmente da igual), que significa “inútil”, y el nombre del país en el mismo idioma…

Heta + Itaria = Hetaria.

En español lo podríamos traducir como Inutalia, de Inútil + Italia. Junto con Italia y Japón se forma la Axis, digamos “los malos” de la Segunda Guerra Mundial.

Con sus sakura

Japón

Nótese su patata.

Alemania

Los oponentes, claro está, son Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Rusia y China. Cada país esrepresentado como todos los estereotipos de sus habitantes: Italia come pasta todo el día y se le dá conquistar chicas, Alemania es obsesivo con las reglas, Japón es tímido tímido, Estados Unidos es ruidoso y se mete en lo que no le importa, Inglaterra toma té (y ve dragones y unicornios), Francia es romántico y China no sabe hablar japonés.

¿A qué lleva esto? A mucha diversión, obviamente.

Toda la historia de Europa es narrada por medio de chibis, albures, inuendo sexual y en el caso de Estados Unidos, telenovelas y sierras eléctricas. Las batallas más famosas del mundo se resumen en chistecillos de un minuto en el que los personajes pelean con instrumentos de cocina Italia suele retirarse de la manera más cobarde posible (como se dice que hizo siempre en la Segunda Guerra…).

Tomando té, porque eso hacen los ingleses.

Inglaterra.

Con una pistola y una hamburguesa... ¿quién será?

Estados Unidos.

Los dibujos son adorables, y la dado a que la serie no salió al aire (se transmitió por internet) la animación es bastante buena. Cada capítulo suele ir dividido en dos secciones: las primera parte es de Hetalia, esto es, tratando tiempor modernos y contemporáneos, desde la Primera Guerra Mundial hasta temas actuales como el calentamiento global.

La segunda sección es llamada “Chibi-talia”, y ya que “chibi” es prefijo para “pequeño”, cuenta la historia de cuando todos estos países eran… pequeños. Esto es, el medioevo: las naciones eran jóvenes y los únicos “adultos” eran el Imperio Romano, que está desaparecido, y España que aparece también como un adolescente más mayor.

Estas secciones son asquerosamente tiernas y no puedo decir más. Son tiernísimas. Se concentran en el momento en que Italia está bajo la presión del Sacro Imperio Romano Germano y es obligada a “vivir” con Prusia… como criada. Sin poder comer pasta! Es todo tan tierno que haría decir “aaaaaaaaawwwwwwwwwwwwww!!” a cualquiera. Especialmente cuando cantan! Awwwwwwww son tan tiernos!!

Awwwwwww es tan tieeeeernooooo miiiirenlooooo

Chibitalia es tan tierna!!!

El problema...

…es precisamente lo tierno que resulta todo. Bajo la mirada de Hetalia la Primera y Segunda Guerra Mundial se convierten en un montón de chistes y esculturas de spaguetti hechas de arena. Sé que muchos van a hacer cara de “Agh” a esto, pero ¿qué tan bueno es enternecer los dos mayores conflictos bélicos de la humanidad?

En la Primera Guerra Mundial murieron más de quince millones de personas. 15,000,000.

En la Segunda Guerra Mundial murieron veinte millones de soldados, sesenta millones de civiles y más de 14 millones de inocentes en campos de concentración. ¡74,ooo,ooo en total! ¡Las dos terceras partes de la población actual de México!

¿Cómo podemos hacer de eso algo lindo, algo de lo que nos reímos? En la Primera Guerra Mundial los soldados eran obligados a marchar con los pies gangrenados hasta que bombas de gas clorhídrico les quemaban los pulmones desde adentro. La Segunda Guerra es aún manual a seguir para las atrocidades más calculadas y frías en la historia.

Sí, sé que muchos están pensando algo semejante a “Bueeeeno, pero ya pasó, no hay que exagerar!” A ustedes les digo que no es exagerar, que noventa millones de muertos por armas humanas – que catorce millones de rusos quemados vivos en sus hogares, siete millones de judíos y seis de gitanos en campos de concentración no es cualquier cosa. ¿Por qué Hetalia no tiene aún un personaje para la nación de Israel, o uno judío? ¿Por qué China no le reclama a Japón por la masacre de Nanking? ¿Por qué Japón no toca el tema de la bomba atómica?

La respuesta es porque entonces no sería un ánime muy divertido. Tampoco seguría su propósito original.

Pero por todo lo que me preocupe que se aligeren temas tan terribles como son las Guerras Mundiales, Hetalia merece un aplauso por haberse atrevido, precisamente, a tocar el tema de forma satírica. Hacer eso requiere valor o un valemadrismo más bien fuerte, yo elijo pensar que es valor y deseos de un acercamiento a la Segunda Guerra Mundial no sólo desde un punto de vista cómico sino desde el punto de vista de uno de los vencidos, y eso no es cualquier cosa.

Inutalia!

Hetalia!

¿Vale la pena?

Dios sí. ¡Velo! Si quieres reirte un rato, vé Hetalia. Si sabes de política internacional, vé Hetalia. Si no tienes mucho tiempo, vé Hetalia. Si quieres aprender acerca de las muuuchas derrotas militares de Francia y reírte de mientras, vé Hetalia. Esta es una serie que vale mucho, mucho la pena, y al menos yo no puedo esperar a que salga la película a mediados de este año.

Pueden encontrar Hetalia en casi cualquier sitio que tenga ánime online, youtube, kuroneko, onemanga, etc. Se los dejo recomendadísimo.

Yaoi X en la Mole

Ok, ya me tardé mucho en subir esto. Ya es tiempo… como algunos sabrán, Yaoi X se estuvo presentando en la Mole me parece que los tres días seguiditos, y creo que de los grupos que presentan, son los que más seguidores tienen.. tanto chicos como chicas, y eso se notó en todos los que estaban esperando al grupo desde mucho antes de que aparecieran…

Lo que los hizo chutarse a las “Idols”, un grupo de chicas que yo no entiendo para qué se molestaron. No cantan, no bailan, nomás tienen boobs cubiertas por pequeños trajes remotamente rancheros. Yo pensaba que eso era suficiente para triunfar en la Mole (después de todo, a las chicas en cosplay se les solía gritar “Tubo, tubo!), pero aparentemente las cosas cambiaron en los tres años y medio que dejé de ir a las convenciones y ahora a las mujeres se les exige algo de respeto a sí mismas.

Tal vez.

El punto es que las chicas no tuvieron mucho éxito. Nadie las peló demasiado, ni se les aplaudió al subir o al bajar. Sóloal baboso del presentador (me parece que es quien hace la voz de Inuyasha) le gustaron, y les preguntaba de sus medidas y todo… si las chicas tienen algo de autocrítica, modificarán su acto para la siguiente ocasión. Para incluír más cosas además de posar sexy. Podrían cantar, moverse más, o bailar sexy para regresar a la honrada tradición de “Tubo, tubo!”.

Ahora, tristmente mi cámara estaba cansada ya cuando llegó Yaoi X y no se comportaba bien :( La mayor parte de las fotos que saqué quedaron borrosas o medio movidas, y como esta compu no tiene Photoshop (aún) no pude jugar con la luz… pero igual aquí está el grupo, con la sorpresa de un Yaoi menos y trajes blancos bien chulos.

Fue una gran presentación, con todo y dos (¿o tres?) canciones, nuevas, una llamada “Ritmo” si no mal recuerdo y lo que personalmente me sorprendió más, una versión en español de Zankoku na Tenshi no Teeze, la Tésis de un ángel cruel, la famosísísima entrada de Neo Genesis Evangelion. Todo esto acompañado por la salida del disco para finales de abril, ¿quién se puede quejar? Las fans, al menos, no lo hicieron y se pusieron en fila y todo para recibir autógrafos en las tarjetas que estuvo repartiendo el grupo.

Felicidades a los chicos!

Más cosplay!

Todo indica que mañana me voy a un retiro ninja de meditación, que también hacen los ninja, así que subo de una vez las últimas fotos de cosplay que quedaban. Tendré que dejar a YaoiX para dentro de unos días, si alguien le interesa :P

La foto quedó tristemente borrosa, pero la Hinata estaba bien chula :/

Había varias cajitas de Pocky humanas por ahí, pero no atrapé al de fresa.

Asumo que ella es Winry de FMA, pero la otra chica...? Alguien sabe?

Ya no recuerdo el nombre de la serie :( Alguien sabe? Se ve linda...

Augh otra foto borrosa!

Es un Belmont, ¿verdad? Digan que sí! Muy buen disfraz, y los pupilentes me freakearon...

Zabuza! ¿O Kisame? No, la espada es diferente...

Hidan, mi akatsuki favorito y qué y qué

Stitch! Es tan lindo <3

A muchos cosplayeros los agarré ya muy cansados y creo que por poco me pegaban cuando les pregunté por la foto. Hubo otros tantos que ya no pude fotografiar: el chavo que siempre va de los personajes de Johnny Depp (Edward Scissorhands, Jack Sparrow), una chica con un increíble vestido de Zelda, un par de chavos de Mario&Luigi… en fin, a ver pa’la próxima qué saco.

La Mole (into/quejas)

Hace no muchos años se me podía encontrar en cada convención de cómics, generalmente disfrazada de elfo para el Señor de los Anillos. En esos tiempos “trabajábamos” para Televisa para publicitar las películas, que estaban por salir… uso las comillas porque no se nos pagaba con absolutamente nada, más allá de entrar gratis a las premieres… eso sí, casi casi sin lugar para sentarnos. Pero eso es otra historia.

El hecho es que visité la Mole del año pasado y ahora la de este año, por primera vez sin cosplay y parada del otro lado del lente de la cámara. No fue una mala experiencia, mejor al menos que la vez que realmente tenía que ir al baño y un par de sujetos no me dejaban avanzar por tomarme fotos.

Tristemente, la convención tuvo varios problemas técnicos, al menos desde mi punto de vista. Entre lo más frustrante era que eliminaron el sellito de reingreso, de tal forma que si uno quería salir a fumar, comer o respirar un poco de aire fresco, el viajecito le costaba unos 60 pesos para volver a entrar. La chica de la entrada nos dijo que ya era la tercera Mole que hacía eso, pero yo creo recordar que la de diciembre todavía me dieron mi sellito.

O tal vez no. Lo que sí me dieron fue una asquerosa Influenza (estacional, no porquina) que me tiró con fiebre al día siguiente, así que tal vez aluncino el sellito. Como sea, se me hace injusto que ya no lo halla.

Pero mi mayor queja es acerca de la “seguridad”. Los señores policías seguramente habían recibido órdenes de no permitir que la gente estorbara, pero de acuerdo a ellos “estorbar” es detenerse en absolutamente cualquier lugar… incluso metido en un rinconcito, donde nadie pasa y nadie se tropieza contigo, está estorbando uno.

La polecía corriendo del área de descanso

Mira tú, cómo estorban en el área de descanso...

Aquí podemos, ver, por ejemplo, cómo corren a unos chicos de un área de descanso. Había dos o tres de estas salitas, con todo y banquitos y todo, para que la gente se detuviera a descansar… pero no, no podíamos. Nomás se sentaba uno llegaba un policía a decirte que no podías estar ahí, ¿por qué? No sabían, o no podían decirte, o más bien sólo respondían una de dos:

1) ¡Avancen, avancen!

2) ¡Sigan circulando!

Alguien tendría que decirle a los organizadores del evento que la Mole no es el Periférico, para “seguirle avanzando”, y que a veces uno quiere sentarse a descansar los pies, o a presumirle a los amigos lo que compró (caramelos de Mario Bros).

En esa misma línea, cuando una vez más nos dijeron que no podíamos pararnos ahí (atrás de una estatua, para no estorbar, pero aparentemente sí estorbábamos) le preguntamos al señor (esta vez era un voluntario o empleado) dónde podíamos descansar, si las áreas de descanso estaban prohibidas, atrás de la estatua también y lo mismo para recargarse contra el barandal. ¿La respuesta?

“Bueno, tienen el área de cómida, y si no, en el cuarto piso tenemos mucha alfombra.”

Alfombra, dice usted. Alfombra. No me molesta exactamente, pero si estuviera en cosplay realmente me irritaría. Alfombra. Pero echémosle un ojo a los espacios mencionados, ¿no?

¿Sillas? ¿Cuáles sillas?

Obviamente, no había espacio, pero sí gente besuqueándose. Y sillas rotas.

¿Espacio para sentarse? ¿Cuál espacio para sentarse?

¿Alfombra? ¿Espacio para sentarse?

No es quejarse pero…. no, olvídenlo, sí es quejarse. Cuando yo iba de cosplayera siempre había lugar para sentarse, lugar para tomar fotos sin estorbar y sin gente que me anduviera exigiendo que circulara sin parar. Y me dicen que antes eran mejores incluso. Pero yo sólo pido que me den mi mísero sellito de reingreso y me dejen sentarme en las salitas de descanso, que para eso están.

Pero eso es todo de las quejas. Mañana empiezo a subir fotos de cosplay, y espero para el miércoles subir todo lo de YaoiX pa’ las y los fans!