Posts from the ‘Los doce sellos’ Category

Cómo editar un libro

Ultimamente ha habido mucha gente que me pregunta cómo puede hacerle para escribir un libro. Vale, cuando digo “mucha gente” quiero decir tres o cuatro, pero sigue siendo mucha comparado con los que me preguntaban antes de publicar, que era nadie.

El problema es que yo no sé qué decir. No es que crea que la escritura se te dá o no se te dá, pero si no tienes ya una idea o una historia a la que le puedas aplicar la teoría, ¿de qué te va a servir oír de narradores omniscientes  o campos semánticos? Incluso cuando ya sabes de qué vas a escribir, puede que la técnica no te sirva de mucho.

A los que me preguntan cómo escribir, les doy las únicas respuestas que se me ocurren… primero que nada, lee. Lee mucho, mucho más de lo que escribes. Lee el género que quieres escribir y después lee de muchas otras cosas. Esa es la única manera que conozco para escribir. Pero aún más importante, persevera.

Escribir no es sólo creatividad. La Musa baja muy de vez en cuando, y no es tan buena onda como te la pintan. De hecho, la Musa se suele emocionar con las ideas más idiotas, y uno tiene que controlarla y pulir todo. ¿Piensas que escribir la parte creativa es difícil? ¡Espérate a la edición!

Y de eso venía a hablar hoy. El proceso de edición.

Érase una vez una joven que soñaba con publicar. Escribió su libro, que le quedó enorme, y se lo llevó a un editor para que lo viera.

El editor le sonrió con sabiduría y le dijo, – Bueno, hay que reescribirlo todo.

¡¿QUE QUÉ?!

Y la joven se dio a editar el manuscrito entero…

Obsérvense los muchos, muchos post-its

La primera versión. 335 páginas de Word.

Leer más…

Presentación de “Los doce sellos” en La Raza

¡Hola a todos! Y aquí de nuevo con lo que se está volviendo el post semanal. Cada semana pienso “Ahora sí voy a postear algo más,” pero cada semana se me va como agua y no pongo nada.

En fin.

Como ustedes saben (o como se acaban de enterar al leer el título), hace unas semanas presenté “Los doce sellos” al público de la estación de metro La Raza. Aunque yo estaba hecha un manojo de nervios, tengo que decir que todo salió no bien sino increíble. Hubo mucha gente, muchos libros regalados, y lo mejor de todo es que tengo un libro gigante.

Los doce sellos, XL.

Los doce sellos, XL. (o en folio completo)

Bueno, tal vez eso no sea lo mejor. Pero es increíble de cualquier manera y eso no me lo quita nadie. Tan no me lo quita nadie que me lo traje a mi casa y lo tengo junto al buró.

Para volver al tema original, me temo que en esta ocasión no les puedo poner el texto que leí porque (de nuevo) estaba tan nerviosa que se me olvidó leer lo que había escrito, y en vez de eso hablé y hablé. ¡Y fui coherente, a pesar de eso! Lo sé, lo sé. ¿Quién diría que uno de estos días iba a ser coherente al hablar sin apoyo?

Culpo a las musas. Estoy segura que Clio entró en mí para dar ese discurso… o Thalía, dadas mis babosadas. Bueno, pero basta de chistes de mitología griega. Tengo fotos que mostrarles, después de todo.

Leer más…

La presentación de “Los doce sellos” en Minería

"...las aves cesaron su revoloteo y se unieron en un lento girar alrededor del bastón..."

Como unos tantos saben, el febrero pasado presenté la novela que publiqué el año pasado en la Feria del libro del Palacio de Minería. Fue una presentación muy linda:

Estuvieron presentes las dos maestras que más afectaron mi trabajo y las dos dijeron cosas tanto bonitas como muy interesantes. Si fuera posible, de hecho, me encantaría conseguir sus tesxtos y ponerlos aquí… pero creo que en el caso de la Dra. Ana María lo saacó todo de su bronco (y mágico) pecho, y no sé si lo recuerde para que me lo dicte o algo. Es probable, dada su memoria.

Sí, fue una hermosa presentación. Seguida de una fiesta de niveles épicos… oh épicos.

Pero para los que no se enteraron, no pudieron ir o simplemente les interese, he aquí el texto que leí yo para presentar a este libro, una especie de primer hijo, a los que estuvieron ahí presentes. Es un texto que me gustó mucho, y es de igual manera muy muy personal, pues habla de cuatro años de trabajo constante. Sin más, helo aquí:

Los doce sellos

Leer más…

Carteles+Separadores de “Los doce sellos”

Los doce sellos: el separador oficial.

El frente...

reverso con resumen "oficial" que hize en un Vips

...y el reverso. Bonito, ¿no?

Desde principios de este año inició la “campaña” de promoción de mi primera novela, “Los doce sellos” (de la que mis conocidos seguro ya se cansaron de oír hablar). Digo “inició” y no “inicié” porque yo no he hecho mucho: todo se lo debo a amigos; que me han dado tanto apoyo como contactos, familia; que me apoya sin dudarlo, y a mi editor; que fue quien programó la presentación oficial en la Feria de Minería.

Como sea, la mayor parte de esta campaña ha sido gracias a todos los pobladores de RVP Radio, que propusieron la idea de hacer un cartel para poner en el Metro. En esa misma línea, yo pensé en los separadores: mejor manera de acompañar a un libro no hay. Y los dibujos que hizo Diana, además, son tan lindos que vale la pena re-usarlos tanto como sea posible… el pájaro que aparece en el frente del separador, de hecho, es mi favorito y me parece que Diana le atinó perfectamente a la idea que yo describí en el libro.

Quedó lindo, ¿no?

Cartel promocional.

En el poster, por otro lado, se pueden apreciar detalles que yo misma no había visto hasta ahora… los pequeñísimos tonos de azul en las camisas de los chicos y en la pluma roja, los delicados brillos de color en el pelo de las chicas, y obvio el logo secreto que decidimos dejar ahí ;)

Estoy muy, muy satisfecha con la manera en la que quedaron tanto los separadores como el cartel. con un poco de suerte los empezarán a ver pronto en varias estaciones del metro. Échenle un ojo, al menos pa’que vean lo lindo que pinta Diana.